Rafael Nadal acabará este 2019 como número uno del ranking ATP por delante de Novak Djokovic, Roger Federer y Dominic Thiem. El mallorquín, que se convirtió esta pasada semana en el héroe de la Armada Española en la Copa Davis, cierra un 2019 de ensueño con dos Grand Slams, dos Masters, el número 1 y la Copa Davis.

El líder español empezaba el año en Melburne disputando el Open de Australia sin ningún partido oficial a sus espaldas, volviendo de una operación de tobillo y fue finalista perdiendo en tres sets ante el que por entonces era el referente de la ATP, Novak Djokovic.

Tras retirarse en Indian Wells y renunciar a Miami, apareció con la temporada de tierra batida en Montecarlo donde fue semifinalista. Luego llegó Barcelona con el Conde de Godó y por fin conseguía alzar el trofeo de campeón, en 2019, superando en la final al joven Thiem con un doble 6-4. En Madrid volvieron las dudas y no pudo pasar de semifinales donde fue superado por Tsitsipas, pero volvió a reaparecer en Roma, el Masters 1000 previo a Roland Garros, para aclarar las dudas y revalidar el titulo al que también optaba el serbio Djokovic.

En la gran cita de la tierra batida de la temporada, Rafa Nadal consiguió su 18º Grand Slam, quedándose a dos de Roger Federer, al que eliminó en semifinales. Rafa volvió a proclamarse rey de París con su decimosegunda ensaladera cerrando la temporada de tierra.

Nadal llegaría al Wimbledon 2019 sin disputar ningún toreo en hierba. En este sufriría la derrota, en semifinales, ante el rey histórico de la hierba, Roger Federer. El suizo perdería la final ante Djokovic y por tanto mantendría la distancia de Grand Slams con el español.

En agosto, el español ganó el Masters 1000 de Canadá por tercera vez en su carrera. Renunció a los Masters 1000 de Cincinnati y Shanghai por problemas en la muñeca y para centrarse en US Open dónde fue una vez más, el claro campeón. Su victoria le hizo conseguir su 19º Gran Slam empatando a cuatro títulos del US Open con McEnroe. Además, se convertía en el primer jugador que gana cinco grandes con más de 30 años.

La temporada llegaba a su última etapa y Rafael jugaría y ganaría la Laver Cup en un torneo fascinante acompañado de Roger Federer, Zverev, Tsitsipas, Thiem y Fognini. El español acabaría retirándose de la competición por problemas en la muñeca que le provocaron también la retirada del Masters 1000 de París.

Otra vez con dudas, el español llegaba a torneo de Maestros en el que no conseguiría llegar ni a una semifinal en la que le esperaba Roger Federer.

Por último llegaba, en la última semana de la temporada, la nueva Copa Davis donde Rafael disputaría la competición con su equipo compuesto por Feliciano Lopez, Granollers, Bautista (que se fue y volvió por la muerte de su padre) y Pablo Carreño. Todos ellos dirigidos por Sergi Bruguera. El manacorí disputó ocho encuentros con España (cinco individuales y tres de dobles) y ganó todos. Fue el referente para que el equipo español consiguiera su sexta ensaladera.

Ha sido un 2019 de ensueño para Rafa Nadal, que junto a la celebración de su boda con Mery, será un año que nunca olvidará.